sábado, 15 de marzo de 2008

Mi querida Emilce

Emilce reía a carcajadas.

Era tan alta y tan poco agraciada...que siempre era el centro de las bromas de sus hermanas. Pero tenía tan buen corazón, que todos la querían mucho.

Ella era un ser especial, cariñosa, sencilla y cuando sonreía...iluminaba todo su entorno. No le importaban las bromas que se hacían sobre ella, ella siempre sonreía.

La primavera era la época que mas le gustaba, igual que a mi.

Cuando ya era la fecha, ella esperaba pacientemente, la llegada de sus amigas, las mariposas.

Un día me enseñó a hacer con un palo y unas telas una especie de "caza-mariposas".

Con mi primer caza-mariposas en una mano, y el corazón expectante... observaba los movimientos de Emilce.

Ella me dijo "...ahora...tenemos que esperar".

Y eso hicimos, hasta que de pronto, ella salió corriendo hacia la calle. Yo corrí tras ella, sin saber que es lo que iba a suceder. Se paró en medio de la calle de tierra, delante de su casa.

Allí había un banco y un árbol y yo, me senté a esperar.

Estaba ansiosa pero Emilce sonreía y eso me indicaba que todo lo que sucedería sería maravilloso. De pronto... se quitó sus zapatillas y enterró sus pies en la tierra, y comenzó a mirar al cielo.

En un instante... comenzó a correr en círculos. Yo esperaba que me diera la señal...para hacer lo que no sabía que tenía que hacer.

De pronto... miro hacia arriba y veo revolotear a un montón de mariposas de diferentes colores.

Emilce me dijo "ahora...levantá el palo...corré con ellas y si podés, agarrá alguna...".

Corrí detrás de ella, e imité sus movimientos...y de pronto, Emilce se para y grita "ya las tengo.."

Yo no tenía ninguna mariposa en mi improvisada red. Ella sí, tenía cuatro.

Emilce tenía en una mano el atrapa-mariposas y con la otra, tapaba el hueco para que no escaparan...

Me llamó y me dijo "...vení..corré...vení a verlas..." . Y me enseñó como era una mariposa.

Me dijo "viste que lindas son?..." . Y yo me quedé impresionada con ellas. Eran todas diferentes, pero hermosas.

Emilce agarró una mariposa de las alas....se la acercó a sus ojos mientras las restantes, salieron volando.

Me la enseñó... y quise tocarlas...pero me dijo "...hacelo despacito...sino, podés lastimarlas".

Y una vez vista le dije y ahora que hacemos con ella?

Y Emilce sonrío y me dijo "nada...las mariposas son libres".

Dicho esto...la soltó para que la mariposa siga su camino.

* * * *

Ayer, muchos años después de esa maravillosa experiencia compartida con mi prima Emilce, recordé esos momentos.

Sentados juntos al sol, de pronto...revoloteó delante nuestro una hermosa mariposa amarilla.

Ella voló delante mio, pasó por tu lado pero no te diste cuenta. La seguí con la mirada, y vi como se iba. Sólo atiné a decir...que bonita mariposa!

Y en ese momento recordé a Emilce y nuestra infancia compartida. Pero también nuestras charlas de adultas.

En algunas de estas charlas, hemos coincidido en varios temas y como no, hablamos del amor.

Un día me preguntó "...te pasó alguna vez querer tener algo que no puede ser?".Y yo dije que sí...como a todo el mundo supongo.

Y Emilce me dijo:
"...si la mariposa es libre...por mucho que uno quiera tenerla para sí, hay que dejarla libre.
Si pese a todo, seguimos con nuestra intención de retenerla estaríamos imponiendo nuestro deseo al de la propia naturaleza.
Y si la atrapamos, ya no será libre.

Tal vez ni siquiera sea mariposa por mucho tiempo, porque morirá por nuestro egoísmo de querer retenerla.
Todo lo que es libre...libre tiene que seguir siéndolo".


Mi prima Emilce tenía razón. Y mi querido DC también la tiene.

Por eso yo te digo...vuelva...sé libre...no te detengas y no cambies por mucho que los demás te lo pidan.

Tú no hagas caso a nada ni a nadie y jamás dejes de volar...yo te seguiré queriendo aunque muchas veces, me cueste entenderte y aceptarlo.

Eres igual de hermoso que nuestra mariposa amarilla.

14 comentarios:

Mandarina azul dijo...

Bonita tu prima, bonito tu relato, y bonito tu deseo de que se cumpla la libertad de volar.

Un beso, Kiri. :)

Kiri_dido dijo...

Mandarina: Gracias guapa...me alegro que te haya gustado. Realmente son bonitos recuerdos compartidos de cuando era peque. Un beso.

Ivana Carina dijo...

Emilce una genia!!!
Tenía mucha razón!
Las mariposas son libres, de nada vale que las atrapemos, ya que pierden su esencia y mueren....
Mi hermana tiene un don para agarrar mariposas y después dejarlas volar....
Y a veces es necesario dejar libre a quien amamos....
Si vuelve... es nuestro, si no...., al menos lo disfrutamos un poquito.
Dejalo volar....., a veces es mejor cariño....
Un besote de mariposa!!!!♥♥♥♥

carlota dijo...

Nena: estás que lo tiras... me ha encantado esta historia, de principio a fin... aunque supongo que el fin es ese, la libertad. En eso consiste el verdadero amor: en saber dejar volar a la persona amada, por mucho que cueste, a pesar de nuestros apegos, porque sólo así la tendremos realmente y como deseamos: libre. Que no haya ninguna obligación que la ate a nosotros. Y no es ningún imposible. :) Un abrazo, preciosa.

circe dijo...

que historia más bonita.....muy....profunda....me ha encantado!!

Belén dijo...

fastidia mucho si, pero si es mariposa libre, no hay nada que hacer...

Besicos

Mi vida en 20 kg. dijo...

Que linda historia de vida, si bien todos lo sabemos en la realidad cuesta mucho el desapego a los amores, es como cuando uno piensa que los hijos se iran de casa y ya llega la angustia ....y que mas nos queda que dejarlos ir felices con lo que se les entrego...besos grandes

Kiri_dido dijo...

Ivana: Tu hermana también? A mi me encantó ese momento de conocerlas...y mi prima sí..una divina. Besitos.

Carlota: Si eso creo que dicen que es el amor. A veces es difícil aceptarlo pero realmente, es la esencia del ser humano, la libertad. Y tengo que aprender a respetarla. Pero estoy en ello:-). Un besote.

Circe: Me alegro guapa. Besitos.

Belén: Sí...así es y lo malo (o no) es que...como gustan las mariposas libres no?. Pero que así sea...que cada uno esté donde quiere estar. Besos.

Mi vida: Creo que deberiamos aprender a amar generosamente, sin querer poseer lo que amamos. A mi todavía hoy me resulta difícil, pero creo que la vida te dice que así tiene que ser, te guste o no. Y hay que aceptarlo. Y eso no significa que uno quiera menos...es sólo cuestión de elección de vida. Bss.

Romana Lopez dijo...

pues yo al albañil no le dejo libre ni de casualidad.atadito a mi bera esta muy requetebien.abrazos

Mr blueberry dijo...

Toda la razón, nadie tiene que renunciar a nada por estar con alguien, porque eso no puede durar, no se sostiene...Otro post muy bonito, que suerte tener esos recuerdos...Un abrazote

Kiri_dido dijo...

Romana: Tú ata bien cortito a tu paleta...que la cosa está muuuu malita.

Mr.Blueberry: Es difícil pero así debería ser...aunque no estemos preparados para eso...creo. Me alegro que te haya gustado. Un beso.

karen dijo...

La única prima que tuve cercana nunca me enseñó nada bueno, nunca compartimos ni un momento...Emilce te dió una clave tan grande, sobre la libertad, la propia, la ajena, todo escondido en la simplicidad de la admiración de lepidópteros...como dijo Ivana: tu prima es una genia...

Kiri_dido dijo...

Karen: Mi tía tiene 10 hijos, quedan 9 y de todos mis primos ella era la más querida. Si, divina Emilce:-)

Marian dijo...

Puse en google "mariposa" y este post dijo todo lo que yo buscaba.