lunes, 31 de marzo de 2008

Volar...



En septiembre, cuando comenzaba la primavera, el parque llegaba al pueblo.

Era un parque grande e itinerante. Visitaba el pueblo dos veces al año y el acontecimiento era festejado por todos los niños de la zona.

Dora esperaba impaciente ese momento...lo esperaba todo el año. Su estancia en la casa del pueblo sólo coincidía una vez con el parque por eso, su expectación era máxima.

Los días previos Dora soñaba con el instante en que subiría a su atracción favorita "la sillita voladora".

Un domingo, por fin llegó el momento tan ansiado.

Dora sabía que llegaría ese día y no otro, y tenía asegurada su presencia. Se había portado bien toda la semana, se había preparado su ropa para salir y sólo era cuestión de fijar la hora. Por suerte a media mañana, su tía decidió llevarla.

En cuanto llegó a la zona del parque, comenzaron a brillarle los ojos de alegría. Tiró de la mano de su tía y la arrastró hasta las sillitas voladoras.

Delante de la atracción, se quedó con la boca abierta viendo volar las sillas.

Ella fantaseaba y decía que eso era una danza...la danza de las sillitas!.

Durante largo rato se quedó observando, hasta que por fin se decidió a subir.

Eligió cuidadosamente la silla perfecta. Una vez elegida, le indicó a su tía que la subiera. El encargado de la atracción le enganchó la cadena de seguridad. Le preguntó si estaba bien y ella, sonrío.

Unos segundos después, la atracción comenzó a moverse. En ese mismo instante, ella se aferró a las cadenas laterales y comenzó a sonreír.

Cuando la atracción cogió velocidad y ella comenzó a volar, cerró los ojos y dejó que el aire le golpeara la cara.

Reía a carcajadas, por momentos abría los ojos y del susto, volvía a cerrarlos.

Realmente a Dora le daban miedo las alturas pero disfrutaba tanto sintiéndose volar que valía la pena el sufrimiento.

Se le despeinaba su flequillo, se le subía la falda, pero ella, era feliz.

Miraba hacia atrás para ver quien volaba detrás de ella. Miraba hacia adelante para ver si el otro niño, también estaba disfrutando tanto como ella.

Ese era el único momento en el que realmente, se sentía libre. Mientras Dora volaba no existía, ni tiempo ni espacio.

Varios años después y cuando la pena le había invadido demasiado el alma, Dora recordó aquellas sensaciones como las únicas en las que había sido feliz.

En ese momento, salió al balcón y cerró los ojos.

Nota aclaratoria:
Una vez leídos los primeros comentarios tengo que aclarar:
1.- Esto es un cuento.
2.- Hace referencia a la nostalgia.
3.- Dora no se suicidó. Sólo salío a fumar a la terraza y cerró los ojos.
4.- Yo no soy Dora...aunque sí me gustaban las sillitas voladoras.

22 comentarios:

Mr blueberry dijo...

No hago más que leer historias de estas ultimamente...Que es primavera, hace sol, los días son más largos y enseguida empezaremos a olvidarnos del abrigo y la bufando...Un poquito de alegría ¿No?

A pesar de todo la historia está muy bien contada, pero no estoy pa estas cosas...Abrazotes...

Kiri_dido dijo...

Mr.Blueberry: jajajajajajaj. Era un cuento...ainss...que venga ya el verano joer! Muy bueno lo de la BUFANDO. Pero que conste que yo siempre soy alegre:-) Un beso.

Ivana Carina dijo...

Ok..., no se si reirme o emocionarme.... :P

Tan bien que veníamos con Dora y su danza de las sillas voladoras, hasta que llegué al final inesperado....

Sea lo que sea que le haya pasado a
Dora, no era para tirarse del balcón...., siempre hay una salida che!!!

Pero bueh, marquesa, "usté" escribe tan lindo que se le perdona todo!!!

Y medio que me dió vértigo la danza de las sillas...

Y menos mal que no han inventado una danza de wheelchairs! ajajajjaaa!

Sorry, no pude con mi genio! :P

Un besote danzarín y sin ningún tipo de tendencias a volaaar!! ;)

Kiri_dido dijo...

Ivana: Vayamos por parte...DORA NO SE TIRO POR EL BALCON. Sólo salió a fumar un cigarrillo ainsssssss que mentes más retorcidas jajaja. Tendré que explicar más el final?
Besossssssssssss

carlota dijo...

cerró los ojos y pensó: coño, que frío hace. Y se metió corriendo para casa a acurrucarse con una manta en el sofá, mientras se reía por lo bajinis experimentando de nuevo la alegría de la sillita voladora. Y se fué a la cama muy feliz. Chin, pun! Hala, arreglado ;)

Ajenjo dijo...

Es muy casual. Hoy, Pal escribió momentos breves en que uno es completamente felíz y le contaba, parafraseando a Borges, que todos los días pasamos, aunque sea un instante muy breve, en el paraíso, aunque no siempre nos damos cuenta.

beso
A

Kiri_dido dijo...

Carlota: jajaja ya puse una nota aclaratoria:-)

Ajenjo: Casual o causal:-)Muy bueno tu comentario...me ha encantado. Un beso.

Serbal dijo...

Salio a fumar? o simplemente cerro los ojos para sentir la brisa fresca en sus parpados mientras recordaba un momento feliz y le asomaba una ligera sonrrisa.
Me gusta más un final sin cigarrillos.
Bonito cuento Kiri

Lore b dijo...

Este fin de semana fuimos 3 veces al parque de diversiones....el viernes mis mellizos tuvieron un cumpleaños en el cual le regalaron entradas, el sábado, mi niña tuvo un cumple "de nenas" en el mismo lugar y el domingo fuimos en familia a usar las entradas (que por supuesto no sirvieron porque eran para el mes de abril)...pero en el relato del cuento veo sus caritas, esas con mezcla de miedo y fascinación....gracias

Kiri_dido dijo...

Serbal: Gracias. Realmente salió a tomar el aire, pero la opción del cigarrillo tampoco estaría mal...si fumara o fumase. Pero lo bueno del cuento es que cada uno, puede ponerle el final que más le guste no?. Me alegra verte por aquí.

Loreb: Si...realmente los niños disfrutan mucho con las atracciones. Me alegro que hayas tenido finde en el parque de diversiones. Y me había olvidado que se llamaba así por aquí se llama de Atracciones. Un beso.

Ivana Carina dijo...

"....Varios años después y cuando la pena le había invadido demasiado el alma...
....En ese momento, salió al balcón y cerró los ojos."


Bueno, si lees eso al final de la historia de la loca que le gustaba la danza de las sillas voladoras, donde solo ahí había sido feliz y ya no lo era más porque la pena había invadido su alma.....

Heerrmmaaannnnaaaa!!! Cualquiera, con una imaginación tan frondosa como la mía, es el resultado lógico:
NO ES FELIZ... SE TIRÓ POR EL BALCÓN!

aaajajjajaa!!!

Gracias por la aclaración!!!

Besos, loca de las sillas voladoras.... :P

karen dijo...

Me hicieron gracia los malentendidos iniciales... :D

El cuento me recordó que en enero, viajamos en el tiempo y la nostalgia con amigos, sincronizamos con una feria, y regresamos a nuestra infancia, a carritos chocones, la rueda de chicago o de la fortuna, a juegos basados en la fuerza centrífuga...a algodon dulce y churros...a días despreocupados...

Creo que también saldré a la terraza, y cerraré los ojos...sin saltar, encenderé un cigarro... :P

Lore b dijo...

ni se me había ocurrido que la mina se tirara...se ve que ando aferrada a la vida jajajja (o con poca imaginación) jajja

Mi vida en 20 kg. dijo...

...porque lo aclaraste???? a mi me gusta eso de que cada uno piense lo que quiera...yo tambien la tire del balcon y seguro otro la sienta y se le aparece una paloma, que se yo...

Como sea Kiri, me encanto, fue un vuelo muy lindo.

Gracias, Besos

Alma dijo...

Llegué a tiempo de la nota, jejeje, ya te veo ya, en la sillita volando y soñando.

Besos salados

Kiri_dido dijo...

Ivana: Eso...imaginación frondosa jajaja. Y Dora no estaba loca solo confundida:-). Besossssssss

Karen: Has visto? despúes de los primeros comentarios consideré necesario aclararlo:-) Que bueno lo que has hecho con tus amigos!!! Es una idea estupenda. Y muy bien hecho...al balcón sólo a fumar:-).

Loreb: Genial tu comentario. Veo que tú sí me entendiste:-). Un beso.

Mi vida: jajaja también la tiraste!!Ay pobre Dora!!! Veo que a ti también te pareció bien lanzarla por el balcón a la pobre...jajaja. Un beso.

Alma: Si por suerte has llegado justo despúes:-). Un beso guapa.

circe dijo...

jajajajja...Muy buenas las aclaraciones...qué pasa!! sólo se puede salir al balcón a suicidarse??? jajajaj....Pero....que os habeis tomado Carlota y tu que andais con estas ansias de volar????...Estais voladas!!!...besos

Kiri_dido dijo...

Circe: Hija parece que si...que sólo se sale para eso. Tendré que sellar mi terraza jajajaj. Y a tu hermana y a mi nos ha dado una ventolera de viento claro está! Besos.

Romana Lopez dijo...

a mi no me gusta volar porque tengo bertigo.fijate que una bez me subi a una sillita de esas y ya me maree.abrazos

Kiri_dido dijo...

Romana: Ufff es vértigo es malísimo guapa. Pero asinn y todo te subistes? Que valiente y vomistas?:-)

Ñoco Le Bolo dijo...

Y con lo ojos cerrados, volvió a la niñez y recordó que siempre le habían gustado más los coches de choques.
Y cuando se bajó del coché, no miró hacía atrás para ver si venía alguien.

Kiri_dido dijo...

Ñoco: Y la atropelló un camión jajajaja. Humor negro que dicen:-)