lunes, 17 de diciembre de 2007

Como una cebolla

Tengo frío.

Estoy de mal humor.

Tengo hambre.

Estoy cansada.

Estoy triste.

Cual cebolla en pleno desarrollo culinario me voy quitando poco a poco todas las capas que me rodean.

Las dichosas CAPAS han invadido mi vida, de repente.

Las primeras las descubrí ayer en el programa de diseño y todavía no sé que hacer con ellas.

Las otras, me han sido impuestas por la climatología, la suerte o las circunstancias.

Mis capas son muy variadas.

Las hay tangibles como todo lo que me he tenido que poner hoy para salir a la calle: camiseta, jersey, pantalón, abrigo, bufanda, guantes, gorros, botas, pantys, calcetines, y sus correspondientes bragas y sujetador.

Ah...también llevaba pendientes.

Y las intangibles, que son las emocionales. Y la reina de ellas: la nostalgia.

A medida que anochece me voy quitando las capas correspondientes.

Las tangibles han sido reemplazadas por un atuendo propio de un pinguino helado "pero de interior".


Las intangibles las voy sujentado con las manos como puedo, cuando me quito los guantes.

Estas son más profundas, están más escondidas pero cada tanto, hay que sacarlas fuera. Porque me da miedo que se hagan "callo" y no es cuestión.

Pero busquemos soluciones...

Tengo frío: pero la casa se va calentando lentamente con la calefacción que acabo de poner.

Estoy de mal humor: cuando algo me hace run run, no me soporto ni a mi misma. Mucho menos, a los demás. Cortemos entonces la corriente al run.

Tengo hambre: tendré que cocinarme algo pero salir al pasillo que me lleva a la cocina es como salir en bikini a la terraza...es una nevera todo él. Seré valiente y lo haré.

Estoy cansada: ahora mismo me desparramaré en el sofá...si Dido me lo permite.

Estoy triste: Bueno, esto es más difícil de solucionar (NO IMPOSIBLE).
Pero tampoco está mal que cuando uno tenga ganas de estar triste, lo esté. De lo contario, de tanto evitar ese estado hasta pueden producir hemorroides:-).

Estoy triste pero no pasa nada, no es grave, lo sé.

Pero lo estoy porque he decidido permitirme quedarme sólo con la última capita de lo intangible. Como una cebolla que, hasta antes de cortarla, se queda con una película fina y transparente que la protege.

Esa no molesta, no hace falta quitarla, total...quien la va a ver!.

A las otras, hay que sacarlas cada tanto con su abrigo correspondiente, para que se aireen.

17 comentarios:

circcce dijo...

No estés tristeeeeeee, bueno, sólo si con ello evitamos q te salgan hemorroides...(no sea q además las tengas q sufrir en silencio....)...Lo de las capas físicas....te diré q hasta con guantes te estoy escrbiendo....joe q frio y de las otras......es inevitable,creo....En fin, pero como tu dices, todo tiene remedio....besos

Gominola dijo...

una buena lectura? una buena siesta? una telefonada? una buena peli? una buena cancion con baile incluido?
venga kiri!!! disfrutemos de lo que hay :D para de pedalear tanto anda...que no se te ve la sonrisa al pasar. besitos

kiri-dido dijo...

Circe: Es que el hemoal es caro:-)
Besitos guapa...yo sigo quitandome capas...me voy al sofá. Un beso.

Gomi: Gracias guapa...descansaré un poco y seguro mañana, será otro día:-). Besos.

Nat dijo...

Pues nada, a airear las tristezas, que con este fresquito seguro que se congelan. Una vez congeladas te vas a la cocina, las metes al baño maría y dejas que se derritan. Acto seguido echas un poquitín de sal, aceite, una hojita de laurel y un puñado de arroz. Apagas el fuego cuando el arroz esté en su punto (o en el tuyo) y te preparas una tortilla francesa para acompañar. Así, además de la tristeza, se te va el hambre, jeje.

Besos

carlota dijo...

Pues anda, que estamos buenas!!! (muy buenas, por cierto ;)) Yo también estoy en pleno streap-tease, así que a ver si colgamos un video de you tube, y miramos quien tiene más visitas (intento tonto de que te rías un poco). En fin, cariño...siento no poder animarte precisamente...pero saldrá el sol, seguro, y entonces nos reiremos de todo esto. Un beso enorme, mi niña.

kiri-dido dijo...

Nat: Hola guapa. Las tristezas gracias al universo...hoy se han quedado congeladitas:-). Y gracias por la receta....mmmmm que hambre!!!.
Un besote guapa y me alegra que te hayas pasado por aquí.

Carlota:Muy buenas guapa...estamos conectadas a la misma hora:-) Bruja! Hoy me he quedado en casa porque tengo muuuuucho frío así que nada...calentita que estoy...Y sí, seguro nos reiremos de esto pronto...en cuanto pasen las fiestas:-). Besos.
PD: Sobre el strep-tease o sea estrip-tease...deberíamos pensarlo...aunque tendría que cambiar el nombre del blog y pasaría a ser "triciclo al desnudo":-)

La interrogación dijo...

En el justo momento en que te leo, tengo un hambre que me muero.
Del resto de tus capas, alguna ya he superado, la del frío sobre todo, tengo un calefactor justo en las piernas.

Besos

kiri-dido dijo...

Inte: Yo necesito un bracero con camilla esa de las que usan por el sur...porque tengo el frío instalado en los huesecillos. Y sobre el hambre...está resuelto. Las otras capitas...ya se irán resolviendo también:-). Un beso.

sr Miyagi dijo...

Me ha gustao mucho tu post de la cebolla y sus capas.
Yo creo que la capa de tristeza es inevitable tenerla de vez en cuando, aun cuando no exista un motivo aparente. De vez en cuando aparece... pero al tiempo sale el sol y capas renovadas.
¡Un beso Kiri!

kiri-dido dijo...

Sr.Miyagi. Gracias. En eso estamos...renovando capas. Un besote.

carlota dijo...

Pues yo le llamaría Camino al infierno, jajaja...

kiri-dido dijo...

Carlota: También podría ser...de regreso de él (je).

zanzara dijo...

La tristeza nos visita inevitablemente de vez en cuando asñi qeu no hay que evitarla, basta con no ser demasiado hospitalaria para que no se uqede mucho tiempo y ya verás como solita se va.

Un beso

kiri-dido dijo...

Zanzara: Sí, es cuestión de tiempo. Lo mejor es darle un pequeño espacio...pero no todo. Y sí, luego se va. Bss.

Ivana Carina dijo...

Cebollita mía!!!
Me encantan la cebolla!
Es antioxidante, repele los indeseables, es muy buena para las infecciones, ayuda en la diabetes y es riquísima en la ensalada, en la pizza, y hasta en el tuco, pero la prefiero procesada en este último!
"Hace frío, y estoy lejos de caaasa, hace tiempo que estoy sentado sobre esta pieeedra, yo me pregunto:¿para qué sirven las gueerraass?
Tengo un boquete en el pantalón, vos estás tan fría, como la nieve a mi alrededor, vos estás tan blanca, que ya no se que haceeerrr..."

¡¡¡Vamos Kiri!, no hay mal que dure cien años, ni sonso que lo aguante! jajaja!!
Te quiero, cebollita mía!!!!

N-A-S-A dijo...

Me ha encantado tu forma de plantearlo...
sobre todo lo de las soluciones jejejejee

1beso amiga, que estás optimista en serio! no estés triste, no merece la pena!

abrazos

kiri-dido dijo...

Ivana: Me encantaba esa canción...Soy un cebollita???De Argentino Juniors?jjeje. Gracias cariño. Un besote.

N-a-s-a-: Las capitas protegen...por eso...cuando lo escribí me sentí como una cebolla:-). Un beso.