jueves, 20 de diciembre de 2007

No he explotado!

Los estados emocionales son como los países.

A veces están en armonía, otras en guerra, otras en paz, otras se hunden, otras reflotan...y yo, que soy como toda una nación en mi misma...así estoy ultimamente.

Ayer escribí un post que luego no subí porque era bastante depre y yo...sigo luchando para no sucumbir. Y así vamos...por momentos estoy en Laponia, otros en Mozambique, otros en Argentina, otros en Kazajistán....variando, para no aburrirme.

Hoy tuve extrañamente, dos reuniones. Y digo extrañamente porque en esta época las empresas y sus correspondientes empleados están con el turrón en una mano, la copa de cava en la otra y con la mente en la fiesta de navidad del trabajo, en los regalos que reciben...vamos lo que se dice trabajar, no trabajan.

Pero sé ve que hay dos personas que hoy en Madrid trabajan. Y me reuní con ellas (dos mujeres casualmente).

Y para estas reuniones, tuve que recuperar mi estética personal, olvidada con tanto frío e inactividad.

Me ha venido bien aunque pudo haber sido fatal.

Anoche me preparé la ropa para hoy porque me tenía que levantar a las 8 y no me levanto a esa hora...desde no sé cuando.

Entonces, como por las mañanas el cerebro no rige como debe, pues yo anoche me preparé mi atuendo para las reuniones.

Antes de preparar el atuendo...me transformé en el marciano olvidado y llené mi cabeza de rulos para que mi liso pelo quede en las puntas...con movimiento...!

El atuendo elegido ha sido:

1.- Una falda gris a rayas (tubo...ajustada).
2.- Unos pantys negros tupidos.
3.- Mis zapatos de la buena época "una marca muyyyy cara", de tacón.
4.- Una camisa blanca impoluta (está así porque me la compré hace meses y no la había estrenado).
5.- El abrigo negro de lana.
6.- Bolso pijo del color, obviamente, de los zapatos.
7.- Guantes de piel negros.

A las 8 sonó el despertador y yo pensé que no era conmigo...hasta que reaccioné y salté de la cama...casi piso a Dido.

Me duché y comencé a vestirme. No había tenido en cuenta que, de tanta inactividad estoy comiendo como una ballena en época de reproducción o sea mucho, y eso podía afectar a mi súper mega falda estrecha tubo. Y sí, al principio, tuve ciertos problemas para encajarla en mis caderas.

Pero yo dije...hombre sí estoy un poco más fondona...pero mira Beyoncé con el culo que tiene y a todo el mundo le parece sexy. Y además ella va con ventilador incorporado y siempre tiene el cabello al viento...Porque yo no?

Finalmente, la falda entró en su sitio, y con los tacones...me veía estupenda...a punto de reventar, pero estupenda al fin.

El pelo gracias al cielo me ha quedado bien porque con esta lluvia...podría parecer que hubiera ido a la peluquería pero la humedad, lo hubiera empeorado.

Hasta me maquillé un poco, bueno, corrector de ojeras, línea negra en los ojos y brillo en los labios.

Así salí de casa, elegante, a punto de reventar pero monísima.

El primer inconveniente fue al intentar bajar la escalera de prisa...la falda me impedía cualquier tipo de movimiento "no calculado" por lo que bajé como una lady entre el cemento, cables colgando, cubos de pintura...ya que mi edificio...sigue en obras.

Pero yo iba estupenda camino a la primera reunión con mi paraguas a cuesta.

Subir ya la cuesta de mi casa, fue un triunfo ya que lo hice dando pasos de geisha...para evitar que mi falda saliera despedida hacia la cara de mi vecino el electricista, que me saludó mirándome de arriba y abajo, con mucho cariño.

Las reuniones estuvieron bien y mi falda, por ahora seguía en su sitio. La camisa comenzaba a pedirme que le afloje un botón, o que la saque de dentro de la falda porque entre mi cuerpo, las medias y la falda...como que la camisa esta falleciendo lentamente, no podía respirar.

Aproveché que estaba elegante, de regreso a casa y me fui al banco. Me atendieron muy bien y muy rápido...será por el atuendo porque por lo general, no me hacen ni caso.

Ya camino a casa...llovía lo que no está escrito, decidí pasar por el mercado a comprar pollo.

Cuando bajo por la escalera del mercado resbalé...y me tuve que coger a un puesto de croissants para no matarme. Por supuesto, todo el mundo se quedó mirándome...entre ellos, mi pollero habitual.

Una vez resbalada, sentí en mi cuerpo un crack...pero no era yo misma sino, parte de mi estupendo atuendo pero no quería pensar que parte había explotado. Pensé...ya estoy cerca de casa.

Mi pollero se quedó con la boca abierta al verme así vestida...y conste que tenía un largo abrigo de lana (italiana) hasta las rodillas.

Me dijo "pero vamos a ver....que es esto? Que guapa estás? De donde vienes?. Es importante destacar que mi pollero, no es un ligón, es un joven casado, serio y encantador. Si hubieran sido mis carniceros...esos sí...siempre están con el "como estás?...no sé para que pregunto...si ya se ve...".

Le contesté al pollero:"...soy la misma del sábado..." y dice "...lo sé, pero estás muy guapa".

Digamos que en mi mercado han descubierto.

1.- Que tengo piernas.
2.- Que tengo una larga melena.
3.- Que tengo más ropa además de mis tejanos y mis mega abrigos hippies.
4.- Que tengo zapatos de tacón.
5.- Que no siempre tengo cara de dormida.

Llegué a casa, con mi andar estupendo...haciendo equilibrio con el pollo, el paraguas, el mega abrigo, el bolso pijo, para no descojonarme bajando mi calle.

Cuando subí las escaleras pensé...seguro se me ha reventado la falda.


Y no...hoy tengo que agradecer al universo que yo no he explotado. Y mi falda tampoco.

Pese a ello, tengo que mirar un poco el temas de las comidas porque me estoy poniendo fina comiendo para controlar la ansiedad de esta época...Menos mal que no me gusta el chocolate sino, la falda hubiera llegado partida al medio.

Ahora, sabiendo que no he explotado, he pensado que tengo que evitar que esto pase.

Además he pensado...que aspecto debo tener los sábados cuando voy al mercado???

Mejor ni pensarlo...me voy a comer el arroz con pollo que me he preparado...!

17 comentarios:

juan rafael dijo...

Vestirse bien de vez en cuando no va mal, aunque con comodidad. Realmente, yo también voy como voy y más ahora, con tal de no pasar frio.

kiri-dido dijo...

Juan: Si, no está mal...aunque lo tenía un poco olvidado:-) Lo que me ha sorprendido es como cambia la gente según lo que te pongas...no sólo la reacción de los demás, sino, tu mismo!

zanzara dijo...

Qué razón tienes, hija, yo me tengo que arreglar de esa forma cada día para venir al despacho y noto la diferencia d etrato según el aspecto que es una barbaridad, pro eso siempre acabo en los mismos sitios, donde me conocen y me tratan igual vaya como vaya, al final es lo mejor :)

El arroz con pollo está muy rico!

Besos!

carlota dijo...

Vamos, que iba estupendamente el relato, hasta que dices que vas a comprar...pollo :( hija...haber dicho langosta, o similar, que total, no nos hubiéramos enterado...no..ella: pollo, ainss!!! tan fisna, tan fisna...ahora, que gran verdad que según cómo vayas, así te trata...totalmente identificada. Y mujer, lo de la falda no será pa'tanto, mira que te la compré de la talla 52, para que te sobrara un poquitín...besitos (partidos de la risa perversa).

kiri-dido dijo...

Zanzara: Yo debería realmente arreglarme así cada día, pero cuando no tengo reuniones...voy como Fran Sinatra...a mi manera y lógicamente...porque puedo. Pero llevo una época de poco trabajo por eso, había olvidado el tema falda y tacones, pero sienta bien. Y el arroz con pollo me quedó de muerte:-). Un beso.

Carlota: El pollo ahora está a precio de langosta así que...todavía puedo con eso. Peor hubiera sido...con faldas y lo loco, comprando garbanzos.
Y sobre la talla grrrrrrr te has equivocado por muchoooooooooo! La falda era 38/40 pero ha quedado con el apretujamiento en 40 y un poco más pero sin llegara rebentar..pero todo volverá a su sitio BRUJA MALA Y VERDE!:-).

German dijo...

Ay, ay ay, a mi sí me gusta el chocolate, hace unos meses se me caia el vaquero, ya me cuesta cerrarlo. Te acordás lo que hablábamos del chocolate? bueno, por eso toy comiendo mucho, buaaaa!!! Y se va haciendo el cículo vicioso, mas chocolate, mas pancita, menos ganas de salir, menos placer.... mas chocolate, mas y mas culito, por mas que salga, menos y menos placer.....
Ay Dios mio, porqué somos tan pendulantes.

Besotes hermosa!!!

Ñoco Le Bolo dijo...

Si señora, eres una máquina de escribir. No voy a recuperar lo atrasado,,, nunca!

kiri-dido dijo...

Germanchu: si lo mio sólo fuera culito...no pasaría nada pero hoy parecía una morcilla con la pollera tubo...ay dios...que se pasé la ansiedad YA!.
Un beso amorcito:-)

Ñoco: jajajaja. Tu si quieres...ve sin prisa pero sin pausa...y conste que ayer...no escribí. Como tú decías...una...que tiene mucho tiempo libre:-)

circce dijo...

bieeeen!!!! me alegro que hayas recuperado tu tono humoristico...Me he partido de risa imaginandomelo...ja jaa...esa bajada de escaleras como una vedette...ese momento de escojonarte en la calle....y...como es eso de tener un "pollero habitual"??...ja ja aj(chiste fácil...) -vale, me callo-...Está bien lo de controlar tu ansiedad pero....ahora en navidad??? si lo dejas para enero me sumo contigo...besos y ánimo!!!

kiri-dido dijo...

Circe: hola guapa...y a mi también me alegra y que sepas que tu colaboración con los hipopótamos ha sido fundamental:)
Y si la vedette casi se queda desnucada delante de la pollería (que manera menos glamourosa de palmarla no?).
Y sobre mi pollero, sí hija, lamentablemente sólo es el señor que me vende el pollo...poco más:-).

Ivana Carina dijo...

Jajajajj!!!, de solo imaginarte tratando de bajar la escalera con falda tubo (en mi época de doncella sílfides las usaba! jaja!)me hizo morirme de la risa....
Y el electricista te echó el ojo ya? ;P
Y en el Banco, siempre que vayas bien vestida, no importa si no tenes donde caerte muerta, porque ahí si lo que importa son las apariencias!
Y si el pollero te dijo eso, ni te preguntes como lucís los sábados cuando vas a comprar....
Coincido con Carlota, - uy!, "ainsss!" jajajajj! - hubieras dicho langosta y quedabas como una Marquesa de verdad, che!
¡¡¡ARROZ CON POLLO!!, naaaa...., mal, muy mal!, hervido y con ensalada mi'jita!, que si no, la próxima, la pollera o los botones de la blusa van a cometer un homicidio involuntario! jajajajj!!
Besotes, harmosa!!!!

kiri-dido dijo...

Ivana: Ahora así contado es gracioso...pero cuando patiné bajando la escalera pensé que me mataba:-) Y si cariño, el arroz con pollo colaboran en un futuro posible reventó o bien de la pollera o de la camisa...pero y lo divina que yo iba?
Besitos.

La interrogación dijo...

jajaaj Eres estupenda Kiri, me ha encantado la crónica de cómo embutirse en una falda y no morir en el intento.
Es curioso como podemos adoptar tantas imagenes diferentes según la ropa que llevemos pero te imagino guapiiiisima.

Un besote

The Final Straw dijo...

Ya decía yo que hoy te notaba diferente y no sabía qué era exactamente, y sí, es típico masculino no apreciar como debieramos los cambios de las que nos rodean, lo que nos cuesta una buena bronca de vez en cuando.
Lo que me hace gracia es imaginarte con tu 'peaso' falda-tubo intentando sortear los obstáculos de la calle dando saltitos ya que no puedes doblar las piernas.

Por otro lado, estoy de acuerdo con Carlota en lo del pollero (¿soy el único al que le suena mal el nombre?), rompe toda la sofistificación del relato, ainsss.
Hola soy Manolo y soy pollero.
Saludetes

kiri-dido dijo...

Inte: Sí gracias cielo, estaba guapa pero vamos...el sufrimiento por que el tenemos que pasar las mujeres no es ni normal..tacones..embutimiento...maquillaje..pelos...vamos...en mi próxima reencarnación quiero ser un triciclo:-).

The final: Me suena eso..."que te has hecho...te has comprado un jersey?"-dice el marido a la esposa que había ido a la peluquería a ponerse rubia...y era morena y compartieron casa 7 años grrrrr.-. Pero sí, ayer estaba guapa...lo dijo mi pollero y sí...suena mal...pero podríamos decirle Javi, el del pollo, pero suena hasta peor:-). Un beso.

Le Mosquito dijo...

¡Ja, ja, ja, ja...!
¡Estásssss rematadamente loooocaaaaa!
Qué bueno saber parar a tiempo y antes de volcar tristezas (por otra parte, tan necesarias, a veces).
Empiezas escribiendo sobre estados emocionales y terminas zampándote una de pollo con arroz ¿Puede heber algo más emocionalmente coherente?
:)
Muchas gracias, Kiri-Dido, porque entradas así son un lamado al sosiego, al buen rollito. A veces, entro en una dinámica de entradas que son recibidas como bombones de pesimismo (aunque nunca las he sentido así; todo lo más, como sarcasmos).
Gracias, y un besazo.

kiri-dido dijo...

le mosquito...veo que has descubierto la cruda realidad...estoy loca perdida:-). Y sí,el humor para mi es un buen remedio para las heridas porque pese a todo, allí están pero que mejor que reirse con ellas!
Un beso.