miércoles, 23 de enero de 2008

El baile de los cristales




Ellos eran tan imponentes,
tan hermosos y
tan esplendorosos
que como no,
se encontraron.

En ese mismo instante se sumieron en
una danza interminable.

Bailaron y bailaron al compás del sonido exterior sin descanso.

Ellos escuchaban un vals, y se meceían sensualmente, cuerpo contra cuerpo.

Se los veía tan brillantes, tan armoniosos, tan elegantes...

La suma de ellos formaba algo parecido a un diamante perfecto.

Para ellos no había día ni había noches.

Ellos con la complicidad de la soledad se abrazaban y bailaban.

De tanto estar unidos, casi sin darse cuenta, pasaron a ser uno solo.

Intentaron separarlos, por el bien del resto de los habitantes, pero no había manera.

También intentaron romperlos, pero ellos eran fuertes. Y no lo consiguieron.

Les rociaron con un líquido altamente inflamable...de olor rancio y color, blanquecino.

Pero no sirvió de nada.

Nada ni nadie ha podido con ellos. Hasta hace unos días.

Hoy me han confirmado, que ellos...se han separado.

Ya no son sólo dos, son varios, los han partido y ahora vagan por el universo como pequeñas partículas sin rumbo.

Ya no brillan ni enceguecen.

Ya se han dividido, separado, cortado, aislado, ya no son lo que eran.

Pero siguen juntos, con otras formas, con otros colores, con otra intención. Pero en el mismo lugar.

Me c...go en todo lo que se menea. Cuando cojones Dido va a dejar de tener cristales en su orina...que ya llevo 300 euros gastados entre antibióticos, análisis, consulta y seguimiento.

Menos mal que ahora, son varios y pequeños pero nos queda 20 días más de tratamiento.

Quiero eliminar esos cristales ya, para que Dido esté bien lo primero y yo, deje de gastar tanta pasta, lo segundo y muy importante.

Muerte a los cristales!

14 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola Kiri.

Has contado esta historia con tanto corazón, con tanta intriga y con tanta intensidad que, hasta que llegué al punto puntual...

Muy bien.
Y que se mejore.

Abrazo acristalado.

kiri-dido dijo...

El secretario: Sí he querido darle un poco de intensidad a los cristales invasores del conducto urinario de mi felino:-) Por supuesto...a mi manera. Bss.

circe dijo...

joeeee...por un momento creí q estabas hablando (fruto de una mala digestión o...) de una metafórica orgia...De todos modos....te has asegurado de limpiar bien debajo del sofá???...Esperemos que los expulse rápido y se cure el chiquitín...

blumun dijo...

Menudo final de post. Ha sido de zarandeo, yo tan relajada leyendo algo tan bello cashissss en la mar. Espero que se mejore.
Un abrazo.

The Final Straw dijo...

¡¡¡Serás puñetera!!!! Yo aquí rompiéndome los sesos intentando comprender tus metáforas (soy de ciencias y me cuesta, ojo) y vas al final y revelas el misterio.

Aunque casi mejor, porque según mis perspicaces intuiciones la historia iba de una pareja que acababa de romper :P. Ya me vale.

Saludetes y suerte para Dido y tu cartera.

carlota dijo...

Estoy de acuerdo con todos...habías empezado tan bien...el lago de los cisnes, ese baile maravilloso (digo, uys, Kiri enamorada...)de cristales, al que estaba dando ya tres o cuatro interpretaciones diferentes...hasta el Me cago en todo lo que se menea...digo..¿se le ha escapado? le ha pisado un pie uno de los cristales? grrr...muy poético, hija...los cristales de la orina de Dido...eso sí, original, a tope, jeje. Hala, poetisa sublime, un beso grande.

kiri-dido dijo...

Circe: Bien...veo que he conseguido confundiros...bien:-) Hija es que tenía ganas de hablar de los cristales....y como pretendo eliminarlos....Besos.

Blumun: jajaja. La idea era eso, matar a los cristales pero pensé que antes de morir, tenían que divertirse:-)

The final: Era una pareja de cristales que ahora y luego de varios días de tratamiento, se han separado y son muchos pero pequeñitos. Realmente la intención era contar algo cotidiano como un análisis de orina de mi gato, con un poco de glamour...una que tiene la mente que asusta:-). Un beso.

Carlota: jajaja me alegro que te haya gustado...si, anoche intenté ser un poco creativa y dejar volar mi imaginación...y que mejor que el lago de los cisnes y un antibiótico para Dido! Un beso.

juan rafael dijo...

Para mi que los cristales son agujetas, y si los cristales estan en la orina, pues a ver que con que va a estar haciendo gimnasia el gato, je,je.

zanzara dijo...

Vaya... y yo que pensaba que hablabas de una pareja que había roto... si es que estoy en las nubes, jejeje!!!

Pobrecillo Dido... lo estará pasando mal y encima sin poder gritar y acordarse de toooooodos los cristales del mundo...

Un besito para Dido para que se cure muuuuy pronto ( y ámino y paciencia para tu cartera)

Besos mil!!

kiri-dido dijo...

Juanra: no...son cristales que le fastidian al pobre y llora como si fuera una gata...en celo. Y los muy desgraciados no se eliminan ni a palos...debe tener diamantes mi gato:-)

Zánzara: jajajaja. No estás en las nubes, esa era la idea, confundiros:-) Y si Dido lo pasa mal porque llora al parecer los cristales le molestan pero bueno, ya queda menos.
Y si...paciencia para mi cartera:-)
Un beso.

karen dijo...

Excelente el giro.....buena la trampa.....y tu imaginando a tus ingenuos lectores, primero poniéndole play a Tchaikovsky, luego metiéndonos en el relato, en el fascinante baile, enceguecedor.....y luego.....pues nada.....que todo viene de los cristales del pobre Dido.....nadie lo anticipó, has de haber sentido como cuando se logra un crimen perfecto.....

kiri-dido dijo...

karen: :-) Me alegro que lo hayas entendido:-). Y si...imaginé que para todos sería un shock...porque cuando "confesé" hasta la música cambiaba.

El futuro bloguero dijo...

Tramposa...

Creía que iba de Tiffany's o algo glamouroso y Audreyhepbouriano... toma palabro.

kiri-dido dijo...

El futuro: jajaja esa era la idea. Pero mi gato es glamouroso...callejero pero glamouroso al fin. Y además en desayuno con diamantes...había gato:-)