viernes, 12 de octubre de 2007

Empezó la fiesta......


Mejor dicho...terminó la fiesta!!!!!!!.

Bueno que contar sobre como me lo he pasado!

Impresionante.

Me he sentido como esa gente de la tercera edad (tomar debida nota que aún no he llegado a esa fase!) que va habitualmente con bastón y luego las ponen a hacer ejercicio en la playa y dicen..."oye que no necesito bastón y ahora no me duele nada"...

Pues yo, lo mismo. Me lo he pasado genial aunque ahora, estoy reventada.

Pero comencemos por el principio.

Como imaginaba, una vez que me saqué los rulos el dolor que tenía en la cabeza era impropio de un ser humano normal que vive en medio de la ciudad donde hay peluquerías disponibles y que hubiera podido evitar ese sufrimiento de horas con la cabeza como un marciano...pa´na!.

Pero como yo no sé como manejarme el pelo y lo tengo bastante largo, cada vez que hago estos inventos pasa lo mismo.

Cuando me quité los rulos parecía Mickael Jackson pero en la época de los Jackson´s fives..o sea con una bola sin sentido.

El peso de mi pelo evidentemente con el paso de los minutos, lo iba a mejorar pero cuando me miré al espejo me reía del ridículo intento de hacerme "la peluquera".

Entonces, comencé con el proceso inverso, bajarme ese globo y quedarme con una melena decente. Lo conseguí a medias porque mientras más me bajaba la "bola" menos me quedaba el pelo como yo quería pero bueno, mis ganas de mover mi cuerpo desenfrenadamente podían más.

Y me fui para Atocha. Allí quedé con mi vecina a la cual nunca encontré porque usar un móvil en plena movida era una tontería y nos intentamos llamar pero nada, ni la una pudo con la otra ni al revés.

En cambio sí me encontré con mi amiga marinieves (cariñosamente) porque habíamos quedado previamente en un punto. Punto en el cual como siempre, había quedado todo el mundo. Pero nos encontramos.

Y además, para mi sorpresa absoluta, al mismo tiempo que yo llegaba a la zona lo hacían los Van Van o sea me los encontré de frente a 15 cms y me quedé feliz y paralizada. No sabía si sacarles una foto o que, y por supuesto, la cordura me invadió el cerebro y no hice nada, sólo disfrutar de ver a un grupo que me gusta mucho y poco más.

Entonces, comenzó la fiesta.

Desfilaban varias carrozas con diferentes grupos pero mi amiga y yo, seguimos a los Van Van cual locas adolescentes bailando y caminando al mismo tiempo.

Y si, se puede hacer, quiero decir lo de bailar y caminar al mismo tiempo pero claro, ahora me duele todo desde donde tenía los rulos pasando por los pies y hasta los codos(?). Y hasta músculos que no sabía que existían.

Pero en esta fiesta, todo el mundo disfrutaba, se notaba en las caras de todos los allí presentes que eran muchos.

La que más, la chica de la maleta.

Una tía joven, sola, con gafas oscuras y una maleta(?) siguió la carroza de los Van Van desarmando su cadera...todo el mundo le sacaba fotos. Y no porque se contorneara como una anguila, porque mi amiga y yo lo hacíamos también junto con la masa en general, sino por la maleta!!!!!!!.

Que haría esta tía arrastrando una maleta con ruedas en medio de un macroconcierto y encima sobre césped? No sé lo que haría pero se lo pasó bomba!

Y como no podía ser de otra manera, allí me encontré con todos los cubanos conocidos, que son muchos. Y besos y más movimiento de cadera, y hola que tal, más besos, más movimientos de cadera, una locura.

Pero seguíamos bailando y caminando al mismo tiempo sin importarnos absolutamente nada. Por un momento, miro hacia atrás y estábamos mi amiga y yo como cabecera de una banda de cubanos con sus banderas correspondientes todos moviéndose y disfrutando ante la mirada absorta de mucha gente mayor que nos miraba como si fuéramos de Urano.

En un momento pensé...que bueno es tener cierta edad y que no te importe absolutamente nada lo que opinen los demás sobre uno!

Hubo otro momento divertido. Y es cuando de pronto miro a mi amiga y le digo...con los brazos en alto como nos pedían los Van Van, "me siento como en el carnaval de Río de Janeiro, sólo que no voy en tanga y no soy mulata ni tengo esos cuerpos de escándalo..." y nos partimos de risa.

Y así seguimos sin parar un sólo instante de bailar/caminar. Lo juro y lo siento en "mis carnes".

Más de dos horas estuvimos en este estado de enloquecimiento masivo temporal.

Venían más carrozas pero nosotras fiel a la onda cubana, continuamos a su lado.

Gracias a Dios tuve otro lapsus de cordura cuando me vi en medio de la fiesta, delante de la carroza y saludando a mi comadre, negra como el tisón y vestida de blanco (soy madrina de su niño que es un mulato precioso)y me separé de ese grupo.

En ese momento las cámaras de Telemadrid se acercan y yo salgo escopetada y le hacen una entrevista a mi amiga, mi comadre.

Y en ese momento mi amiga y yo nos decimos...salgamos de aquí que están todas las televisiones y una el lunes tiene que ir a trabajar y ocupar un puesto de mediana responsabilidad. Y claro si alguien nos hubiera visto, no hay dios que nos respete.

Y dicho esto, me tocan el hombro y me dicen "Hola" y era una excompañera de trabajo y que actualmente está en una empresa de la competencia, con su marido, un señor serio, formal y español, como tiene que ser. Yo, profesional puse cara de...hombre pasaba por aquí.. menos mal que no me encontró 10 segundos antes!

Al finalizar y una vez vistas todas las carrozas, nos fuimos a cenar. No por tener hambre, si no para sentarnos porque de pronto, todo el cansancio se nos vino encima.

Así que me lo he pasado muy bien y hoy dormiré como un bebé después de su baño y sus jueguecitos. Y mañana será otro día.

Pero hacía tanto tiempo que no disfrutaba como hoy...que por mucho que ahora mi columna esté como partida al medio...me dormiré feliz.

Que bueno es a veces darnos un descanso de todos los problemas no?

Lo recomiendo como terapia, es barato, es divertido y tiene buenos efectos secundarios: produce alegría.

6 comentarios:

carlota dijo...

Hija mía...que te quiten lo bailao, como se dice aquí. Ves? ahora la que tiene envidia soy yo, con lo que me gusta a mí bailar, y la de tiempo que hace que no lo hago...fuera de casa. Me has hecho creer que era yo la que estaba en esa fiesta. Me lo he pasado cañón. Hasta tengo agujetas como tú, jaja. Besos, y que descanses.

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Pues sí Carlota, no me lo quita nadie lo bailado...me lo he pasado bomba. Yo también hacía mucho tiempo que no bailaba y me encanta pero entre unas cosas y otras pues no lo hacía. Y para las agujetas ya sabes...bicarbonato jejeje. Te juro que me duele todo el cuerpo y no siento los pies, pero no me importa nada!. Besos para ti también y ahora mismo me voy a desarmar en la cama.

dosdedos dijo...

¡Qué bueno ver a esta otra que también sos y que llevaba dormidita tanto tiempo!

¿Sabés qué pasa, kiri? Que toda esa energía que sacaste pa fuera ayer, te va a volver seguro ¡Y MULTIPLICADA EN BUENA ONDA!

Qué gusto leerte, che...

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Hola guapa. Más que dormidita yo pensaba que esa otra "yo" había desaparecido y nada más lejos de la realidad. Es cuestión de que, las circunstancias me dejen y yo, que lo siga intentando. Pero en eso estamos. Te acabo de llamar pero no estás, luego hablamos. Besos.

N-A-S-A dijo...

jajajajajaj me ha encantado la parte de los rulos en que parecías michael jackson jejejje tienes mucho humor. y del resto que te kiten lo bailao! jejejeje Que como siga leyendote jejejeje me leo todo el blog. Luego miro desde casa, es que lo hago desde el curro! está muy entretenido!

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

N-a-s-a. Juro que lo de los rulos fué absolutamente cierto...Pero con voluntad, luego pude mejorarlo. Y sobre el humor, he aprendido que si no me rio de lo que me pasa (y me pasa de todo ultimamente), me da a dar igual.
Así que pues ala..yo a escribir y a veces hasta me rio yo cuando lo escribo.