jueves, 18 de octubre de 2007

Me persigue un martillo


Y no, no soy "Thor y su martillo mágico"...ya quisiera yo tener uno así, mágico.

Nota informativa:
Thor dios de los vikingos según la mitología pero más conocido como el superhéroe de las historietas de Marvel
.

De verdad, voy a bautizar este año 2007 como el año del martillo o herramientas que producen ruidos similares.

Desde hace 5 meses mi edificio (bueno no es mio...se entiende no?) o sea mi casa, está en obras.

Lo he contado en algún post (como el del andamio que me puso histérica) pero la obra de mi casa es la más larga después de la del Escorial que ha existido.

Por suerte, parece que están a punto de acabar las obras exteriores y ni pensar quiero en las interiores pero digamos que las más ruidosas, como martillar, romper, lijar, etc, ya han pasado.

Y esto me permitirá volver a la tranquilidad de mi terracita, tomando el sol como lo hacía mi amada Kiri, hasta su penúltimo día.

Pero además de eso, lo que más hecho de menos es el silencio.

El que no haya obras además, me permitirá dormir hasta cuando yo decida, 8, 8.30 o 9 según tenga organizado mi día y no a las 07.50 hs. de la mañana cuando los obreros llegan súper despiertos a la faena.

Esta mañana por ejemplo, me despertó Dido a las 9 rascando la puerta de la habitación con un nuevo lloriqueo que ha aprendido ultimamente y que sabe, le da buenos resultados.

Eso significa que había silencio. Bien pensé, se ha acabado el martilleo constante.

Salgo a la calle y me encuentro con una nueva obra, dos portales más adelantes del mio y digo ala, que bien, otros meses de lo mismo, pero como tengo un día optimista pensé que vale, habrá ruido pero un poco más lejos de mi casa, no en mi oreja.

Voy al banco y de paso me encuentro con un lugar de Masajes a 1000.

Y como me gustan los masajes terapéuticos, shiatsu, reflexología y lo que me pongan...me paré a mirar el nuevo sitio.

Por lo general yo tengo mi fisio de toda la vida para cosas del cuerpo, cervicales y mis historias. Pero cada tanto me gusta darme uno para el alma o los puntos energéticos...

Y un agradable chico me dice que, me regalan un masaje para que pruebe el nuevo centro y yo que llevo varios días con mis habituales dolores de cervicales entré cual niño que le regalan una entrada para un parque de atracciones.

El sitio era agradable y estaba en silencio...y dije que bueno, que tranquilidad, que bien.

Me siento en una de esas sillas ergonómicas y apoyo mis mejillas para disponerme a babear en cuanto me pusiera una mano en el hombro.

Y en ese momento, en que yo estaba con mi mente volando por Indonesia, comienza un martillo a darle a la pared.

Y dije no me lo puedo creer y dice el masajista, sí son los vecinos que han empezado ayer la obra.

AYER... no podía yo haber pasado antes de ayer por aquí??????

Pero nada, mi mente me decía, relájate, dejate llevar por este estupendo masaje gratis....Y así estuve 15 minutos, luchando para que mi mente se alejara del martillo y que los dedos de este simpático chico continuaran su labor.

Vencí. Babee y me fui agradeciendo el regalo y pidiendo el teléfono para volver en cuanto pueda.

Llego a la oficina, que por lo general es un reducto de paz y tranquilidad con unas vistas que relajan hasta a un hiperactivo...y digo bien, paz.

Y nada más lejos de la realidad...tengo al parecer un nuevo vecino que como no, está martillando en este mismo momento.

PERO QUE PASA CON LOS MARTILLOS...los regalan?

Bueno, yo seguiré intentando no escucharlos y deseando que se haga realidad volver a tener un poco de paz y silencio.

El silencio...que agradable es cuando uno lo necesita y lo escucha.

8 comentarios:

carlota dijo...

Hija mía, si es que no doy abasto contigo, so prolífica, jaja. Pues nada, nena, vente unos días a mi casa, a oir pajaritos, jeje. Besos.

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Carlota: Eso es lo que tiene tener tiempo libre...jajajaja. Y sobre oir los pajaritos...no me des ideas. :-) Un beso.

Ivana Carina dijo...

Al lado está mi vecino taladranado la pared desde las 8 de la mañana...
Bienvenida al club!!!
Mataría por un masaje...
Besitos patagónicos de la Pucca aturdida por el taladro :P

Blackant dijo...

Yo soporte una obra cuya medianera era la pared nuestro dormitorio. Puedo ocasionar el divorcio o empezar el proceso que culmina en eso, jaja.
Mas que Thor a vos te tiene loca Loki.

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Ivana. Pues el martillo ahora te persigue a vos porque por aquí ha desaparecido:-) Espero que como mínimo, dure el silencio hasta el lunes. Hasta luego Pucca patagónica!

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Hola blackant:
Loca Loki? Pues mira sí, ya me llamé loca a mi misma cuando desmonté el andamio de la terraza sola, con martillo en mano y casi me mato :-)Pero lo desmonté..jaja.

juan rafael dijo...

Pues sí, realmente los regalan. Estaba yo en la tienda tránquilamente y viene una pareja de señores mayores con un martillaco diciendo que estaba en la calle y que lo guárdase yo, y como nadie ha venido a reclamarlo y no sé de quién puede ser (ya pregunté) me parece un estupendo regalo, je,je.
Por cierto, yo también estuve en un sitio de esos ¿te lo hicieron en seco o con aceites?

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Juan: Ni se te ocurra enviarme ese martillo jajajaj. Guardalo por favor y no lo uses salvo que sea estrictamente necesario sino habrá alguien que estará odiándote :-)y tú sin saberlo.
El masaje de ayer fue en seco pero porque no conocía el lugar. Donde voy habitualmente es con aceites...para flipar!