viernes, 12 de octubre de 2007

Tu quieres los mangos bajitos


Buenos días...día de fiesta! Hoy es un día estupendo por muchos motivos.

1.- El edificio está en silencio, no han venido los obreros y todo parece que ha vuelto a la normalidad. Sé que disfrutaré poco de este silencio carente de personal, sierras metálicas, andamios, pintura tóxica, lijadoras y toda esa parafernalia de la "reconstrucción del edificio". Por eso, la estoy disfrutando.

2.- No trabajo, por lo que ya no hay excusa para limpiar mi casa como es debido. Y claro, con las obras por mucho que limpie todo al poco, vuelve a estar lleno de polvo. Un rollo.

3.- Hoy hay fiesta aquí al lado de mi casa, fiesta latina con muy buenos grupos y a mi que me gusta bailar mucho y hace mucho que no lo hago...pues que me voy a ir para allí a mover un poco el esqueleto.

Y con esos tres estupendos motivos, he elaborado el pack 3x1 "acicalarme - ordenar la casa - bailar".

Entonces me puse mis ruleros/rulos en la cabeza, cogí la fregona y puse un cd de Los Van Van (cubanos) a toda pastilla. Pero como soy una persona normalmente silenciosa, mis vecinos aguantaron estupendamente 2 horas de música latina que reventaba el barrio. No dicen algunos que es el día de Iberoamérica, pues eso!

Mi casa ha quedado presentable, no sé como me quedará el pelo cuando me quite los ruleros y he bailado con la fregona en mano cual Fred Astaire en "Cantando bajo la lluvia" pero en versión "bailando con los ruleros".

Una de las canciones de los Van Van decía "tú quieres los mangos bajitos" y me hizo reir mucho porque tiene un significado interesante.


Los Van Van son un grupo popular de Cuba, y sus canciones a ritmo de salsa, hablan de cosas cotidianas como los rulos, la novia, el perro, el amante, el viaje, el filete, la permuta, el deporte, la cocina... y escuchar sus letras es súper divertido y muy "como la vida misma".

Y buscarse los mangos significa "buscarse la vida".

Los mangos proliferan por la isla y en muchas ocasiones son el único medio de algunas familias para crear negocio.

Tuve un novio cubano - bueno tuve varios :-)- que me contaba que cuando era adolescente y vivía en la Habana se levantaba a la 3 de la mañana. Caminaba durante 2 horas para atravesar un campo y llegar a donde estaban los mangos.

Se subía la "mata" como dicen ellos (árboles para nosotros) y con el machete que llevaba a la espalda, empezaba a robar los mangos.

Cuando tenía una bolsa llena, volvía a caminar 2 horas para volver a su casa antes que amanezca porque no podía verlo nadie.

Y cuando empezaba el día, el vendía los mangos a los vecinos.

Con el dinero de esta transacción compraba productos de limpieza, y así hasta generar una cadena de compras, ventas, reventa y recompra....básicamente para sobrevivir. Así pudo estudiar, se hizo ingeniero y se vino a vivir a España pero a lo que vamos.

Tu quieres los mangos bajitos hace referencia a una persona que quiere las cosas fáciles, que no quiere hacer ningún tipo de esfuerzo para nada, quiere que todo se lo den servido, prestado o regalado. Pero sin ningún tipo de esfuerzo.

Me gusto esa metáfora y como yo soy la de "los mangos los cojo lo más arriba que se encuentren"...hoy tengo ganas de disfrutar de las pequeñas cosas sin importarme nada más, porque hoy estoy contenta.

Y básicamente porque despúes de tanto mes gris, impar, soledad, cíclico y todo eso, hoy me apetece hacer cosas simples, reir, bailar, estar con mis amigas y poco más.

Eso sí...estaré divina de la muerte con mi cabellera al viento despojada ya de los rulos pero con un dolor de cabeza estupendo producto de lo tirante que me los he puesto. Porque ya sabemos que para estar guapa hay que sufrir :-)

Pero eso, no lo sabrá nadie, yo estaré como los anuncios de champús....caminando mientras mi vaporoso, brillante hasta más no poder, cabello se contonee al compás de mi andar....!!

Como nos mienten los anuncios, quien coño camina así y a quien se le mueve el pelo de esa estúpida manera?

Pero por mi, que no quede, yo lo intentaré!!!!!!!!

2 comentarios:

carlota dijo...

Ja, que bueno. Me encanta como escribes de lo cotidiano. Pues yo hija, nunca me he puesto rulos, porque tengo el pelo rizado, pero me imagino que debe ser un coñazo, ahora que si el resultado lo merece...ya nos contarás qué tal la juerga. Espero que muy bien. Besos.

masdificilqueenvolver1triciclo dijo...

Hola Carlota...gracias, realmente yo no me había dado cuenta de como escribo lo "diario" hasta que mis amigos me lo dijeron. Y al parecer es así como soy :-) Y sobre los rulos ya sabes, las que tenemos el pelo liso lo queremos con rulos pero mi invento de hoy sólo me produjo dolor de cabeza y el pelo me quedó entre que liso y entre que con alguna onda....vamos como le dio la gana. La fiesta estuvo fantástica y ahora mismo me pongo a contarlo en el blog.Besos.